Tel: 636 43 81 34 -

Los riesgos de la mahonesa y la tortilla en verano

Los riesgos de la mahonesa y la tortilla en verano

Las empresas de suministros de hostelería en Álava sabemos que, con las altas temperaturas veraniegas, hay determinados productos que sufren especialmente y que deben ser conservados de forma especial para evitar su deterioro.

Hay que tener especial cuidado, como nuestra empresa de suministros para hostelería de Álava conoce, con dos alimentos que en verano provocan, si no se conservan bien y se consumen rápido, graves enfermedades:

- En primer lugar, la mahonesa. Al ser un producto realizado fundamentalmente con huevos, si se realiza de forma casera, como por otro lado está más rica y sabrosa, en un par de días se corrompe lo suficiente como para provocar la salmonella al que la consume. El consumidor puede tener, como consecuencia, desde graves desórdenes en el estómago hasta la muerte, en el peor de los casos.

¿Cómo evitarlo? Una opción, aunque se pierda en el gusto del producto, es optar por la mahonesa industrial. Se trata de una mahonesa que aguanta muchos más días desde su realización, ya que se hace con huevos pasteurizados, se acidifica con vinagre o limón, y se le añaden conservantes.

- En segundo lugar, tenemos la tortilla, a la que le ocurre igual que la mahonesa, está hecha fundamentalmente con huevos (y en el caso de la española, con patatas). Se suma además el hecho de que la tortilla es un producto muy consumido por los españoles que veranean en la playa, recibiendo además altas temperaturas encima, que disminuye el nivel de conservación. 

En verano, la tortilla de patatas en mal estado es una de las causas de la gastroenteritis. Otra vez, la mejor opción es acudir a las tortillas precocinadas, o bien consumir la casera muy pronto, a las pocas horas de haberla realizado.

Y, sin duda la mejor opción para consumir mahonesa o tortilla sin perder en calidad, es acudir a alguno de los locales a los que suministramos desde Menaje Hostelero.