Un mes más frutas como las naranjas, mandarinas, limones y pomelos están rebosantes de nutrientes, igual que otras como las manzanas, el plátano, el kiwi y una fruta de importación poco conocida en España, el litchi.

Os daremos algunas ideas para aprovechar las frutas de temporada de enero no sólo tomadas como poste o entre horas, sino formando parte de ensaladas y otras preparaciones.

Ensalada de pomelo

Pelamos un pomelo rosa con las manos (a pequeños pellizcos para conseguir que la piel de los gajos no se rompa demasiado) y separamos los gajos con cuidado, lo ideal es pelarlos retirando la fina membrana que los cubre para que esté más rico. Lo reservamos para añadirlo a la ensalada. Ahora, pelamos y cortamos en dados (o en finas tiras con el mismo pelador) medio pepino grande o uno pequeño, un trozo de cebolleta fresca (cantidad al gusto) y unas hojas de lechuga, ambas bien picaditas. Añadimos además 2 o 3 rabanitos laminados y lo ponemos todo junto en una ensaladera. Ahora, hacemos el aliño mezclando medio yogur natural descremado y sin azúcar, media cucharada de aceite de oliva virgen, 1 cucharada de mayonesa light, media cucharada de zumo de limón y un poquito de sal. Cogemos los gajos de pomelo previamente pelados, los laminamos justo antes de servir para evitar que pierdan valor nutricional y añadimos la rica salsa.

Pomelos gratinados

Es cierto que en nuestro día a día debemos huir del azúcar e ir acostumbrando a nuestro paladar a sabores menos dulces pero de vez en cuando, y más aun en días de gran actividad física, podemos darnos un homenaje con una preparación algo más golosa pero sin salirnos de lo sano. Esta receta es ideal para acompañar un buen desayuno en familia o incluso para hacer una merienda diferente y cargada de nutrientes.

Coge un pomelo rosa y pártelo a la mitad, no olvides dar un pinchazo con el tenedor a cada una de las mitades. Pon en un plato llano un poco de azúcar moreno o integral bien mezclado con un poquito de nuez moscada, clavo de olor en polvo y canela (espécialo a tu gusto, si alguna de las especias mencionadas no te gusta puedes prescindir de ella), cuando estén todas las especias bien mezcladas con el azúcar apoya cada una de las mitades de pomelo en el plato para que se impregne de la mezcla azucarada. Puedes poner incluso unas gotitas de ron que aromaticen aun más la preparación. Gratínalo con el horno previamente precalentado durante unos 10 minutos, hasta que veas que la superficie se convierte en una costra doradita y sólida.

Sorbete de lichi

El litchi es una fruta poco conocida en España pero es bastante popular en algunos países asiáticos y también en algunos de latinoamérica. La temporada en la que estos pequeños frutos están más rebosantes de nutrientes es el invierno, aunque se pueden comprar durante todo el año en latas de conservas, en almíbar, pero si os apetece consumirlo durante todo al año, os recomendamos que compréis una buena cantidad durante los meses de invierno y los mantengáis congelados, ya que así mantendrá todas sus propiedades durante varios meses.

Es un fruto ligero y se puede tomar entre horas, en ensalada o en forma de sorbete como vamos a ver esta semana. Puedes usar esta receta cuando tengas invitados, así aun estando a dieta, podrás disfrutar del postre junto a todos los comensales ¡y sin ningún remordimiento! Como es una receta para días especiales vamos a proponerlo con azúcar pero se puede usar edulcorante. Necesitaremos 400 gramos de litchis pelados y sin hues-o, 2 cucharadas de azúcar moreno (integral) en polvo, 1 clara de huevo y una rodajita de limón para decorar.

Batimos a velocidad máxima los litchis bien pelados y sin hueso hasta que se quede un puré muy, muy fino, sin grumos. Si aun queda algún grumito podemos pasarlo por el colador chino y a continuación llevarlo al congelador durante 3 horas, en un recipiente bien cerrado. Tras 3 horas en el congelador, pasamos la pasta granizada a la batidora de nuevo y volvemos a batir hasta que se quede líquida nuevamente, ahora añadimos la clara de huevo y seguimos batiendo hasta que se ligue bien. Lo llevamos de nuevo al congelador y en unas 8 horas tendrá una textura perfecta para tomar con cuchara.

Como veis este mes de enero las propuestas para aprovechar las frutas de enero son bastante golosas y apetecibles ¡¡para que veáis que la fruta no siempre resulta aburrida!!


http://www.menajehostelero.com/blog/aprovechar-las-frutas-de-temporada-de-enero

Publicado: 29 de Diciembre de 2016