El aceite de oliva es uno de los productos más saludables para el metabolismo lipídico y en cuestión de digestibilidad, podemos compararlo con otros aceites mediante el índice de digestibilidad. Este índice es más elevado, cuanto menos tiempo permanece el aceite en el aparato digestivo:

Aceite Índice de digestibilidad

   Aceite de oliva         100

   Aceite de girasol          83

   Aceite de sésamo       57

   Aceite de maíz           36

Ya que hablamos de uno de los alimentos más saludables de la gastronomía española, el aceite de oliva, os recordamos algunas de sus propiedades y beneficios para la salud, y os animamos a consumirlo diariamente en cantidades adecuadas, sin olvidar que se trata de un alimento altamente energético.

    Disminuye los niveles de colesterol sanguíneo.

    Reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

    Regula el sistema inmunitario.

    Previene patologías digestivas.

    Es rico en antioxidantes naturales como los polifenoles y la vitamina E.

Últimamente corre el mito de que el aceite de oliva es más difícil de digerir que el resto de aceites vegetales.

Esto podría atribuirse al aspecto del aceite, y al color más oscuro que tiene, pero sin embargo, la realidad es totalmente diferente. Los ácidos grasos que predominan en el aceite de oliva (monoinsaturados), son más fáciles de digerir y se absorben más rápido que las grasas poliinsaturadas o saturadas.

Por ejemplo, el aceite de coco se compone en su mayoría de ácidos grasos saturados, (este tipo de grasa está presente hasta en un 90%), mientras que el aceite de oliva únicamente se compone de un 10% de grasas saturadas por lo que es fácilmente entendible que el aceite de coco tarde más en digerirse que el de oliva.

http://www.menajehostelero.com/blog/comparativa-entre-aceite-de-oliva-es-mas-pesado-que-otros-aceites-vegetale

Publicado: 21 de Diciembre de 2016