Son días de comilonas y excesos por lo que todos aquellos detalles que podamos tener en cuenta a la hora de recortar calorías en estas fechas cuentan para el balance final.

Veremos en el artículo 5 puntos que te serán muy útiles para evitar coger kilos en las semanas del año en las que se concentra el mayor número de tentaciones y excesos:

Ordena y aligera tu dieta las semanas previas a las fiestas

Si durante los días previos a las fiestas nos proponemos llevar una dieta equilibrada, ligerita y rica en fruta y verdura nuestro cuerpo lo notará en seguida.

En tan sólo unos días con este tipo de dieta notarás que la hinchazón abdominal se reduce notablemente, que orinarás más (por lo que las rodillas y tobillos, testigos de la retención de líquidos lucen más esbeltos), que la sensación de hambre se reduce debido a una mejor gestión de los azúcares en sangre y te dará tiempo a quemar un poquito de grasa, algo esencial de cara a días en los que es muy probable que cojamos algún kilo.

”Es conveniente mantener esta dieta equilibrada, ligera y ordenada hasta que finalicen las fiestas, liberándonos al 100% sólo en los días sociales y señalados”.

    Si tienes tiempo asegúrate simplemente de organizar muy bien la compra y el cocinado para tomar cada día carnes y pescados magros acompañados de verduras (5 días a la semana), de legumbres (un día a la semana) y pasta o arroz (un día a la semana). En la cena, puedes tomar ensaladas completas frías o templadas o elaborar platos de verduras para acompañar la parte proteica (huevos, carnes de ave, pescados blancos, atún de lata al natural, mejillones al vapor…). Recuerda que hacer un desayuno completo y tomar frutas y lácteos desnatados entre horas es fundamental. La opción de compra Platos a la Carta pueden suponer una ayuda para los días en lo que no te dé tiempo a preparar un menú adecuado para tu objetivo.

    Si para ti, las fechas previas a las navidades son fechas de muchos preparativos y compras y no te ves capaz de continuar tu dieta o de comer más ligero estos días de tanto caos, puedes hacer uso de nuestras dietas cocinadas ya que dispondrás de más tiempo libre para seguir organizando las compras de regalos, las visitas familiares, etc pero sin dejar de cuidarte.

Sorprende a tus invitados con unapreparación ligera y sabrosa

Da igual que los banquetes navideños sean en tu casa o en casa de algún familiar, siempre podrás preparar una bandejita de canapés ligeros y ricos para compartir con los comensales. No es necesario que digas que son de dieta, simplemente ofrécelo como un entrante más, piensa que algo ligero siempre se acepta bien y es agradable en días en los que las comidas principales son fuertes y pesadas.

Cuidado con el alcohol y los refrescos

Ambos, tomados de forma ocasional, pueden consumirse pero nunca podemos perder de vista que son calóricos y van a hacer que el recuento de calorías de las grandes cenas se dispare.

El alcohol es aún más calórico que los refrescos azucarados pero ambos lo son:

    Si vamos a elegir bebidas alcohólicas es mejor elegir las de menos graduación y evitar el abuso. Si por ejemplo durante la cena bebes vino, puedes intercalar una copita de vino y otra de agua, para así reducir la ingesta.

    Si vas a tomar refrescos debes elegirlos light o con cero azúcar, ya que prácticamente note aportarán calorías.

    Si vas a tomar una copa es mejor que lo tomes con un refresco light para reducir al menos parte de las calorías.

Postres ligeros

Tras las grandes comilonas nuestro paladar agradecerá un postre ligero y refrescante, y lo agradecerá más aún nuestro cuerpo, ya que el exceso de grasa, sal y alcohol aumentan el estrés oxidativo de nuestras células. Son días en los que se come tanto, que el postre sería totalmente prescindible, pero es cierto que por cultura en días festivos de esta envergadura el postre es tradición. Hay propuestas ligeras y frescas que son ideales:

    Brochetas de frutas gratinadas

    Peras al vino

    Sorbete de fresas y menta

Tras las fiestas, dieta sana y ejercicio

Pasadas las fiestas seguramente tengamos algún kilito extra y mayor concentración de toxinas en nuestro cuerpo, por lo que es recomendable que sigas con la dieta equilibrada y ligerita otro par de semanas.

Beber dos litros de agua, tomar fruta y verdura en cantidad y hacer algo de ejercicio diario son hábitos que te ayudarán a “limpiarte” de forma natural y eficaz, nunca recurras a drenantes o diuréticos para este fin.



http://www.menajehostelero.com/blog/compensar-los-excesos-de-las-fiestas-navidenas

Publicado: 21 de Diciembre de 2016