Las baterías de cocina son el menaje imprescindible para todo el que cocina. Cacerolas, cazos, ollas, sartenes, tarteras, potes… Todos son necesarios para cocinar con imaginación. Los utensilios que utilizamos a la hora de elaborar los platos son esenciales si queremos que el resultado sea espectacular. La calidad es fundamental pero que sepas conservar las piezas de tu batería de cocina es igualmente esencial. Aquí te damos unas breves y fáciles recomendaciones a seguir para cuidar y proteger una batería de cocina:

  • Antes de que uses por vez primera las nuevas piezas de la batería, tienes que asegurarte de lavarlas bien. Jabón suave, agua tibia y un paño de cocina son suficientes para evitar manchas y que se decoloren.
  • No dejes nunca ninguna pieza de la batería sobre una fuente de calor.
  • Cocina siempre a fuego bajo o medio. ¿Por qué? El sobrecalentamiento puede dañar la superficie. Si se te decolora y aparecen manchas de calor, frota con un paño húmedo con vinagre blanco.
  • Después de usarlas, primero tienes que dejar enfriar las piezas. No las metes en agua caliente. Una vez frías, ya puedes lavarlas con jabón suave y agua tibia. Después, sécalas bien.
  • Nunca utilices estropajos metálicos si no quieres rallar las ollas. Para eliminar los restos de comida quemada, utiliza una espátula o una esponja con fibra verde.

Y tú, ¿ya tienes una buena batería de cocina? ¿No? Lacor te muestra alguno de sus modelos:

Publicado: 22 de Diciembre de 2016