Al comenzar una dieta para adelgazar es normal notar un aumento de los gases intestinales debido al aumento de la fibra en la dieta, ya que suelen incluirse mayor cantidad de alimentos ricos en fibra (frutas, verduras, cereales integrales, etc.). Lo normal es que las molestias remitan en unos días, pero si no es así debemos tomar medidas para reducirlos.

Las causas pueden ser diversas, no sólo se debe al cambio de dieta, también puede darse por una mala alimentación, alteración de la flora bacteriana, ansiedad, fármacos o incluso, puede deberse a la aparición de una úlcera o una intolerancia a la lactosa.

    Medidas dietéticas para reducir los gases intestinales

        Tomar sólo un vaso de leche al día, el resto de lácteos deben tomarse en forma de yogur o queso pues al estar fermentada la lactosa en éstos últimos se produce menos gas.

        Evitar alimentos como salvado de trigo, cereales integrales, pan integral u otros con demasiada fibra.

        Evitar alimentos ricos en grasas. Para cocinar elegir aceite de oliva en pequeña cantidad.

        Las legumbres y las verduras conviene tomarlas en forma de crema o puré, incorporando un puñadito de arroz o un trozo de patata.

        El pan será más digestivo si está tostado.

        Se recomienda evitar las verduras y hortalizas flatulentas como coliflor, brócoli o repollo y tomarlas siempre bien cocidas o en puré, otras como el tomate pueden tomarse crudas pero siempre peladas.

        Las frutas también deben tomase sin piel, bien madura o en forma de compota o zumo colado. Evitar plátano, pasas y ciruelas.

    Otras medidas par evitar tener gases

        Beber agua en pequeñas cantidades y bien repartida a lo largo del día. Evitar bebidas gaseosas y azucaradas y no beber nunca con pajita.

        Comer lentamente y masticar despacio.

        No chupar caramelos ni masticar chicles.

        Evitar tomar sopas ya que se traga mucho aire.

        Elegir alimentos de consistencia blanda para mejorar la digestión.

        Tomar una infusión digestiva tras las comidas como puede ser de hinojo o anís.

        Evitar en la medida de lo posible la toma de antibióticos u otros medicamentos capaces de destruir la flora intestinal, así como los complementos para adelgazar que impiden la absorción de grasa que también destruyen la flora.

        Los probióticos y prebióticos están recomendados para regenerar la flora intestinal y disminuir las molestias intestinales.

Publicado: 26 de Diciembre de 2016