Elaborar leches vegetales en casa es sencillísimo y mucho más fácil utilizando una batidora robusta. Cualquiera de los dos modelos de Personal Blender son ideales para preparar esta delicia. Gracias a su potente motor tritura  frutos secos, semillas, hielo etc. en segundos, y mezclando los ingredientes en la batidora conseguimos resultados sorprendentes!

Maite del blog @XabiLikesChocolate nos cuenta cómo hacer una deliciosa leche de avellanas con cacao utilizando nuestra Personal Blender Mix&Go!


“Aunque en casa no somos intolerantes a la lactosa, de vez en cuando me suele gustar variar. Además son la base ideal para preparar algunos de los batidos verdes de los que ya hemos hablado en alguna ocasión.

A mi particularmente me gusta mucho la leche de almendra bien fría con un poco de miel pero esta combinación de leche de avellanas, cacao y vainilla ha sido un éxito rotundo con los peques. Creo que me va a tocar repetir receta muchas veces más.”

INGREDIENTES

  • 200 gr avellanas
  • agua para remojar las avellanas
  • una pizca de sal
  • 600 ml de agua (o más dependiendo de lo espesa o ligera que te guste la leche de avellanas)
  • 1 cucharada de sirope de arce
  • 2-3 cucharadas de cacao puro
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

UTENSILIOS

ELABORACIÓN

  1. Pon a remojo las avellanas en agua la noche anterior.
  2. Al día siguiente, tritura las avellanas junto con 400 ml de agua fresca y una pizca de sal en el Personal Blender.
  3. Coloca un colador sobre un recipiente amplio y pon un paño de muselina o similar sobre el colador.
  4. Vierte la mezcla de avellanas y agua sobre el paño y/o el colador. Envuelve las avellanas trituradas y estruja bien el paño hasta que no quede líquido.
  5. Vierte la leche resultante en el Personal Blender añadiendo los 200 ml de agua restantes, el cacao, el sirope de arce y la esencia de vainilla. Bate todo bien y disfruta de la leche bien fría.

NOTAS

Puedes utilizar las avellanas trituradas para preparar un bizcocho, unas barritas de cereales caseras o para espolvorear sobre un yogur, por ejemplo. Para ello, extiende las avellanas sobre una gran bandeja de horno y hornea a 150 grados durante 30 minutos o hasta que estén totalmente secas. Una vez deshidratadas y frías, puedes guardar las avellanas molidas en un recipiente hermético hasta que las vayas a usar.


http://www.menajehostelero.com/blog/leche-de-avellanas-con-cacao

Publicado: 20 de Diciembre de 2016