Hoy Veggie Boogie nos cuenta  cómo hacer este paté de berenjena, almendras y ajo negro. Suave pero intenso, perfecto como entrante o como snack saludable para picar entre horas. Además su elaboración es muy rápida y sencilla gracias a nuestroSlow Juicer Pro ;-) 
Una delicia que no te puedes perder!

El ingrediente clave es el ajo negro ya que va a aportarle un delicioso sabor a nuestra crema y además vamos a beneficiarnos de sus múltiples propiedades. El ajo negro se consigue a partir del ajo común, que es sometido a un proceso de fermentación natural que le otorga su característico color, textura y sabor.

Sus propiedades son similares al ajo blanco de toda la vida, pero en la versión fermentada se multiplican, siendo el ajo negro un potente antibiótico natural que nos va a ayudar a mantener fuerte nuestro sistema inmunológico, es una magnífica fuente de antioxidantes y proteínas vegetales, ayuda a disminuir la sensación de estrés, a regular el colesterol y es también (y entre muchas otras cosas) un energizante natural. La forma de consumo más apropiada para beneficiarnos de todas sus propiedades es en crudo, así que no te pierdas esta receta con nuestro ingrediente estrella, que además de ser super nutritiva está deliciosa!

INGREDIENTES

  • 3 berenjenas pequeñas (o 2 medianas)
  • 3 dientes de ajo negro orgánico
  • ½ cup de almendras crudas hidratadas (utilizando los cazos medidores de Lacor)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • Perejil fresco, pepitas de granada, semillas de sésamo, pimentón de La Vera y almendras laminadas para decorar
  • 1 zanahoria, pan de centeno y olivas para acompañar

PREPARACIÓN

  1. En primer lugar debemos tener en cuenta que las almendras hidratadas necesitan un tiempo de remojo de unas 7-8 horas, así que mi recomendación es que las coloques en un frasco de cristal hermético con agua purificada o mineral la noche anterior. Pasado este tiempo eliminamos todo el agua, las pasamos por el grifo, escurrimos y reservamos.
  2. El siguiente paso es asar las berenjenas. Para ello, las lavamos, perforamos la piel con un tenedor por distintas zonas (de este modo el calor penetrará más rápidamente), las colocamos en una bandeja apta para el horno y las horneamos a 170º durante 50-60 minutos.
  3. Retiramos del horno y dejamos que templen. Hacemos una abertura con un cuchillo y vamos sacando la pulpa de cada berenjena con una cuchara.
  4. Colocamos la pulpa en un recipiente y la mezclamos con los dientes de ajo negro laminados, la taza de almendras, 2 cucharaditas de aceite de oliva, una cucharada de jugo de limón, una pizca de sal y una pizca de pimienta. Mezclamos todo bien.
  5. Preparamos nuestro Slow Juicer Pro con el filtro especial para alimentos congelados, encendemos el aparato y comenzamos a agregar la mezcla de ingredientes. Comprobarás que irá saliendo una pasta homogénea con un sabor simplemente delicioso! (Como las berenjenas soltarán un poco de jugo, es posible que parte de la mezcla se quede dentro del filtro, para rescatarla, simplemente desmonta la parte superior y sácala con una espátula de silicona para no dañar el aparato).
  6. Para servir, coloca el paté en un cuenco, rocía con aceite de oliva y decora al gusto con sésamo, granada, perejil y pimentón.
  7. Además, puedes acompañar con crudités de zanahoria (o cualquier otro vegetal al gusto), olivas y barritas de pan de centeno.

Publicado: 21 de Diciembre de 2016