Si elaborar leches vegetales siempre te ha dado cierta pereza, con el extractor de zumos Slow Juicer no vas a tener ninguna excusa. Nunca pensé que fuera tan sencillo y tan rápido! Esta es la primera vez que me pongo manos a la obra y seguro que no va a ser la última, me ha encantado cómo queda la textura de esta leche de almendras casera, es un auténtico gusto y además es 100% natural.

Sólo vamos a necesitar dos ingredientes: almendras crudas y agua mineral, bueno y cinco minutos para elaborarla. Eso sí, debes tener en cuenta que las almendras han de hidratarse antes de pasar por el extractor, así que tienes que ser previsor y ponerlas en remojo la noche anterior.

Si eres de paladar dulce te recomiendo que le agregues un toque de canela, vainilla o una cucharadita de sirope de agave, aunque yo la he preparado sin ningún aderezo y está exquisita. Además, esta leche de almendras es perfecta para tomarla con café, cacao o infusiones y para realizar nutritivos desayunos a base de cereales, como este porridge de quinoa con bolitas de fruta y nueces que te muestro a continuación, el combo perfecto para disfrutar de esta deliciosa bebida vegetal.

INGREDIENTES

  • 100 gr de almendras crudas
  • Medio litro de agua mineral
  • Quinoa roja
  • Kiwi, higo chumbo y melóln
  • Nueces pecanas
  • Canela y vainilla en polvo

INSTRUCCIONES

  1. La noche anterior debes poner tus almendras en remojo. Mételas en un recipiente hermético y cúbrelas con agua. Al día siguiente deshecha el agua, lava bien las almendras y escúrrelas.
  2. Encendemos nuestro extractor Slow Juicer y comenzamos a agregar las almendras a intervalos con la leche. Deja tapado el orificio por el que sale el líquido para que la leche coja sustancia dentro del extractor.
  3. La pulpa de almendra que va saliendo por el otro orificio puedes volver a procesarla una segunda vez.
  4. Abre el orificio para que salga el líquido y caiga sobre la jarra. La leche resultante puedes consumirla al momento o conservarla por 2-3 días en la nevera, te recomiendo que la guardes en una botella de cristal.
  5. Para el porridge hemos usado nuestra leche de almendras con quinoa roja previamente cocida, bolitas de frutas al gusto, una pizca de vainilla y canela en polvo, nueces pecanas y semillas de calabaza.

* Y OJO! La pulpa de almendras sobrante no las tires! Será la protagonista de nuestra siguiente receta, ya verás qué sorpresa más rica te espera…

http://www.menajehostelero.com/blog/porridge-de-quinoa-con-leche-de-almendras-casera-y-bolitas-de-fruta

Publicado: 21 de Diciembre de 2016