El huevo es un excelente aliado de la dieta sana por eso queremos daros algunas ideas sencillas y diferentes de preparar el huevo:

Esta receta es tremendamente sencilla y es posible hacer algunas versiones sin adicionar ni siquiera una caloría extra al huevo.

En primer lugar, cogemos un vaso y un poco de plástico de uso alimentario (film transparente) ponemos el plástico sobre el vaso, de forma que podamos añadir el huevo sin que se derrame y posteriormente, enrollar la parte superior del plástico quedando un saquito bien cerrado con el huevo dentro. Antes de dar este paso de cerrar el saquito, hay que añadir dentro los ingredientes con los que queramos dar sabor al huevo pero como las opciones pueden ser muy variadas, lo veremos al final.

Una vez cerrado el saquito, ponemos un cazo con agua hirviendo y los metemos sólo unos 3-4 minutos (dependiendo si nos gusta el huevo más o menos cuajado), retiramos, sacamos el huevo del plástico y listo para servir.

Posibles rellenos:

  • Opciones que no suman calorías: Podemos añadir al huevo simplemente una pizca de sal y especias como pimentón, pimientas variadas, orégano etc..
     
  • Opciones muy ligeras: Podemos saltear o rehogar diferentes tipos de verduras picadas muy, muy finas y cortas de aceite. Algunas buenas ideas son los saquitos de huevo con espinacas rehogadas con ajo; con trigueros, ajetes y gambas también troceadas; con cebolla y pimiento rojo rehogados o por ejemplo, con tiras de jamón serrano sin tocino (previamente salteadas con cebollino).
     
  • Opciones más calóricas: Si es una ocasión especial y no buscamos perder peso podemos elaborar la recta con unos trozos de chorizo picado muy finito y con pequeñas tiras de bacon ahumado.
     

Estos saquitos en sus versiónes más ligeras son estupendos para tomar como cena acompañados de una ensalada o crema de verduras por ejemplo.

Las opciones más calóricas son ideales para poner como aperitivo en reuniones familiares o con amigos ya que llevan alimentos más grasos y con más sal, pero ya sabemos que se puede comer de todo en su justa medida y este tipo de reuniones siempre se hacen de forma ocasional por lo que no supone un riesgo para la salud.

Publicado: 26 de Diciembre de 2016