Es muy fácile de hacer ya que únicamente hay que dejarlas reposar en la nevera, son de lo más refrescantes.

Esta tarta sin horno tiene una base de galleta crujiente, un relleno de mousse de yogurt y una última capa de chocolate. Además, como en esta época las frutas están en su máximo esplendor, hemos decorado la tarta de yogur con frutas del bosque.

Es recomendable preparar la tarta con antelación, ya que al no llevar horno hay que refrigerarla durante al menos 6 horas para que la gelatina solidifique (nosotros aconsejamos toda una noche). Así conseguiremos una consistencia perfecta para poder cortarla sin que se rompa y quedará de lo más refrescante.

Para las tartas sin horno siempre utilizamos cualquiera de estos moldes desmontables de silicona, ya que así podremos sacarlas fácilmente una vez que estén bien frías. Además son muy fáciles de lavar y tienen una pinza que cierra todo bien para que la masa no se salga.

INGREDIENTES:

Base de galleta

  • 250g de galletas
  • 120g de mantequilla

Mousse de yogur

  • 460g de yogur griego
  • 100mL de leche
  • 500mL de nata
  • 200g de azúcar
  •  8 hojas de gelatina

Ganache de chocolate

  • 90g de chips de chocolate
  • 80g de nata para montar

Fresas

ELABORACIÓN

Para la tarta de yogur

  • Trituramos las galletas con un molinillo o bien introduciéndolas en una bolsa para congelar y machacándolas con un rodillo suavemente. Lo más cómodo es hacerlo con el molinillo, pero id poco a poco y parad antes de que quede un polvo fino, ya que si quedan trozos de galleta la base será mucho más crujiente.
  • Derretimos la mantequilla en el microondas unos pocos segundos y la añadimos a un bol junto con la galleta triturada. Removemos todo bien para que toda la galleta quede bien impregnada con la mantequilla y consigamos una base consistente.
  • Vertemos la masa a nuestro molde cuadrado y forramos el fondo con esta galleta, presionando con una espátula o con nuestras manos para formar una base compacta y plana.
  • Llevamos la base a la nevera y la dejamos enfriar unos 20 minutosmientras seguimos haciendo la mousse de yogur.
  • En un bol pequeño, sumergimos en agua las láminas de gelatina para que reblandezcan durante 5 minutos.
  • Calentamos la leche en el microondas o un cazo, y tras escurrir bien las láminas de gelatina las añadimos a la leche, removiéndolas hasta que se disuelvan.
  • Vertemos esta leche sobre los yogures griegos, y removemos bien para que se integren los ingredientes y enfríe la mezcla.
  • Por otra parte, montaremos la nata. Vertemos la nata en un bol y con ayuda de una batidora eléctrica, batimos con las varillas de montar durante 2-3 minutos.
  • Añadimos el azúcar en forma de lluvia poco a poco y seguimos batiendo unos minutos más para montar la nata por completo.
  • Cuando tengamos la nata montada añadimos la mitad de la mezcla de yogur, y con una lengua repostera mezclamos con movimientos suaves para que la nata no se desmonte.
  • Añadimos la otra mitad de yogur y seguimos mezclando con movimientos envolventes.
  • Sacamos el molde cuadrado con la base de galleta de la nevera y añadimos sobre ella la mousse de yogurt que hemos preparado.
  • Aplanamos la superficie con una lengua repostera y volvemos a llevarla a la nevera para que enfríe al menos 6 horas. Lo más práctico es hacerlo el día anterior y dejarlo reposar durante toda la noche.

Para la ganache de chocolate

  • En una olla pequeña calentamos el chocolate negro y la nata para montar removiendo constantemente.
  • Cuando comience a hervir, apartamos del fuego y la transferimos a un bol para que enfríe un poco y adquiera una consistencia un poco más espesa.
  • Suavemente vertimos la ganache de chocolate sobre la tarta sin horno de yogur, dejando caer un poco por los lados.
  • Enfriar la tarta unos 10-15 minutos más para que la ganache endurezca
  • Por último, solo queda decorar nuestra tarta de yogur con las frutas del bosque que más nos guste.
http://www.menajehostelero.com/blog/tarta-de-yogur-y-frutas-del-bosque-sin-horno

Publicado: 21 de Diciembre de 2016